Toxina Botulínica (Botox)

La toxina botulínica tipo A (conocida popularmente como Botox) es la que actualmente se utiliza para el tratamiento cosmético de las arrugas de expresión de la cara. Actúa sobre la contracción muscular disminuyendo, así, la aparición de las arrugas de expresión.

Aplicación: Se aplica mediante inyecciones superficiales con anestesia local, en una o varias sesiones dependiendo del resultado que se quiera obtener y los puntos a tratar. Su efecto es temporal, aparece a las pocas horas tras el tratamiento y su duración puede variar entre 4-6 meses.

Inicaciones:

  1. Arrugas de expresión del tercio superior  de la cara
  2. Eliminación de las “patas de gallo” 
  3. Elevación de las cejas
  4. Elevación de la punta de la nariz 
  5. Eliminación de las bandas platismales del cuello.

No debemos olvidar que es un tratamiento médico. Aunque es de un tratamiento sencillo y seguro, debe ser administrado por personal médico cualificado, con experiencia y un conocimiento exhaustivo de la anatomía de la cara para evitar complicaciones innecesarias debido a un mal uso y conseguir los efectos deseados.

Consúltenos gratuitamente